Introspección.

C42

No fueron muchas las instrucciones… pasar la cámara cerca de su cuerpo, crear movimientos fluidos… nunca le dije que sintiera la cámara como extensión de sí… nunca ensayamos, nunca se montó ninguna coreografía…

.

Nadie sabía lo que ocurriría con el movimiento, con el entorno, con el cuerpo.

.

A raíz de esto, decidí pintar mi estudio de negro. 

.

De ahora en adelante buscaré conectar con otras almas que se expresen con el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *