Creo que ya no temo a esa niña aterrada en un rincón oscuro

En esas fotos vi a esa esa niña, y me aterré… salí corriendo

.

Tengo que admitir que le tengo pánico al apego, soy de esos que lo evitan, que huyen

*

¿No es muy contradictorio qué los que evitamos nos conectemos tanto con los ansiosos?

.

Creo que estamos en dos puntos opuestos, yo huyo y tú te aferras ansiosa pero ambos actuamos por miedo

.

Entonces cuando abriste esa puerta y entró un pequeño rayo de luz no fui capaz de abrazar a esa niña

.

La diferencia es que mientras a esa niña la dejaron encerrada a oscuras mi niño se encerró solo y apagó la luz, aprendió a vivir solo y tiene pánico de hablar con esa niña

.

Mi rechazo crea más ansiedad… que produce en mí más rechazo…. que produce más ansiedad… en bucle

.

El otro día entendí que esa niña maneja los piñones más internos de tu mente… y por primera vez me di el espacio para escucharte, o más bien para dejarte hablar, para dejarte ser

.

Sentí otro tipo de conexión posible

.

Creo que ya no temo a esa niña aterrada en un rincón oscuro