Catarsis 47

Hermosa sincronía en la fortaleza de la fragilidad del momento.