Qué tortuoso es el peso de las obsesiones…

No sé si me obsesiona más lo que pierdo, lo que rechazo o lo que me rechaza.

Todo lo que intentes bloquear pesará el doble y lo que te esfuerces por olvidar recordarás dos veces.

Nunca podrás negar tus pulsiones, 

Siempre será más duro el deseo por eso que fue tuyo. ¿Tal vez porque no lo fue? ¿o tal vez porque nunca fue real? ¿o porque nunca será?

Nadie puede controlar lo que desea.

Tampoco puedes controlar lo que recuerdas.

Son fantasmas qué carcomen tu mente. Las obsesiones son circulares.

¿Acaso es posible entender una obsesión?

Aquí sigo nublado por emociones que no entiendo. Pulsiones que no puedo dejar atrás. Imágenes que alimentan mi morbo… y que ni siquiera deseo, busco, o comprendo.

¿Acaso es que gozamos creando fantasmas?

Qué tortuoso es el peso de las obsesiones…